La Gran Barrera de Coral

Al día siguiente madrugamos para comenzar lo que nos trajo realmente a Cairns: el curso PADI para la certificacion en submarinismo en mar abierto (Open Water Dive Course).

Nos recogió a las 8:15 de la mañana una furgoneta de Pro Dive, la empresa que contratamos para el curso, y nos llevó a las instalaciones de entrenamiento donde tienen lugar las clases teóricas y prácticas en la piscina del centro. Excelentes instalaciones, personal cualificado y amable, equipo completo suministrado por la empresa… Todo estupendo.

Tras 2 días de practicas en la piscina y un examen teórico (que aprobamos tras estudiar muy duro 🙂 ) por fin el domingo comenzamos el viaje en el barco. Nos esperaban 3 días y 2 noches por la majestuosa Gran Barrera de Coral, una de las pocas obras de la naturaleza que se pueden ver desde la Luna.

Partimos temprano de Cairns en un yate moderno construido expresamente para salir a bucear, con otras 20 personas de todo el mundo (mayoría de alemanes), nuestro instructor y los compis de curso (3 holandeses, un suizo, un británico y nosotros dos, junto a todos nuestros equipos de buceo. En unas 2-3 horas de navegación llegamos a la parte exterior y más cuidada de la barrera de coral donde enseguida hicimos nuestra 1a inmersión en mar abierto de Australia. Comentar que la mayoría de excursiones de un día te llevan a la parte interior del arrecife, que está mucho más estropeada.

El primer día y la mañana del segundo lo dedicamos a hacer los ejercicios obligatorios bajo el agua y el examen que nos condujo a ser buceadores cualificados para alcanzar hasta 18m bajo el agua.
Por fin con nuestro titulo en el bolsillo pudimos disfrutar durante los 2 días siguientes de lo que es uno de los mejores sitios para bucear del mundo, la Gran Barrera de Coral australiana. Es una barrera viva, muy extensa y con enorme cantidad de especies distintas de peces, plantas, gusanos marinos, etc. Y donde pudimos ver los habitantes estrella: el tiburón de aleta blanca (por suerte inofensivo), las enormes tortugas verdes de hasta 100 años de edad o el “nemo”, esos pequeños peces en los que se inspiró la famosa película de dibujos animados.

20121002-135348.jpg20121002-135536.jpg

Nos encanto bucear en esas aguas cristalinas, a unos 25 grados de temperatura, tranquilas y llenas de colorido tanto en peces como en el coral. Una maravilla digna de ver sin duda, mereció la pena el tiempo y esfuerzo dedicado al curso.

20120927-090847.jpg20120927-091018.jpg20121002-135434.jpg

No podemos dejar de recomendar la empresa ProDive, en Cairns, para realizar cualquiera de estos cursos. El trato fue siempre amabilísimo y relación calidad/precio es de las mejores que hemos visto. Por $795 incluyen el traslado todos los días en furgoneta desde la puerta del hotel (cualquier hotel) al Centro de entrenamiento y al barco (y también de vuelta), el “material escolar” teórico, varios instructores totalmente profesionales, las clases, el examen, todo el material de buceo (equipo completo), alojamiento en el barco 2 noches en camarotes dobles amplios y limpios, con enchufe, aire acondicionado y varios baños comunes por piso. Además estaban incluidas todas las comidas durante los 3 días de barco con un menú variado, completo y abundante de comida recién hecha por 2 cocineros profesionales. Si entre horas había hambre, había disponibilidad de galletas, bizcocho, café, etc, las 24 horas del dia. Y además no había que fregar :-). Recomendamos a los responsables de Adventure Tours que se pasen unos días en el barco para aprender un poco :-).

En total hicimos 9 inmersiones a distintas profundidades y en 4 arrecifes distintos de la barrera, 1 de ellas ¡nocturna!, siempre tutelados por el equipo de instructores.

También disponen de viajes simples de buceo si ya tenéis el titulo, o de todo tipo de cursos.

En resumen, una experiencia estupenda para contar a nuestros nietos ;-), llegamos de nuevo a Cairns agotados pero felices de haber tenido la oportunidad de bucear en la maravillosa barrera de coral australiana.

Lo peor del buceo es la preparación anterior y posterior a la inmersión. Cada vez que se desciende hay que ponerse todo el equipo que pesa un montón (entre 20 y 25 kg.)y está empapado de la vez anterior, chequearlo para verificar que está bien y luego quitárselo, y al final estás casi todo el día a remojo… Son penurias que hay que sufrir para poder disfrutar de las maravillas de las profundidades. Las primeras sensaciones bajo el mar son muy extrañas, más preocupado de que el respirador funcione y de que no te entre agua en las gafas que de otra cosa. Con las sucesivas inmersiones te vas acostumbrando y te empiezas encontrar más a gusto y entonces es cuando realmente disfurtas de la experiencia.

Advertisements

5 thoughts on “La Gran Barrera de Coral

    • pululante says:

      No, cámara alquilamos una ($35-40).

      Al principio iba con un poco de miedo pero al final es como casi todo: cuanto más repites más cómodo te sientes.

  1. I see a lot of interesting content on your blog.

    You have to spend a lot of time writing, i know how to save you
    a lot of work, there is a tool that creates unique,
    google friendly articles in couple of minutes, just type in google – laranita’s free content source

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s