De Airlie Beach a Hervey Bay

Tras volver a tierra firme después del maravilloso crucero por las Whitsundays nos pusimos rumbo al Sur para seguir recorriendo la costa australiana.

Mackay

En los alrededores de Mackay pensábamos visitar el Cape Hillborough National Park, donde los canguros bajan hasta la misma playa, y el Eungella National Park, un poco hacia el interior y donde esperábamos ver al ornitorrinco (aquí llamado platypus). El cielo se puso completamente nublado y llovió torrencialmente toda la tarde, así que decidimos seguir camino ya que nos habían comentado otros turistas que era muy muy largo.

Efectivamente entre Mackay y Rockhampton no hay ningún punto de interés y es una larguísima carretera de rectas interminables entre el bosque tropical y las plantaciones de caña de azúcar con innumerables tramos de obras que ralentizan la marcha.

Rockhampton

Tras más de 5 horas de aburrido viaje llegamos a Rockhampton. Buscando el centro de la ciudad cruzamos la avenida principal de la ciudad y nos pasamos el “centro” de largo sin darnos cuenta de que estaba ahí, ya que se trataba de una calle pequeña y estrecha con 4 tiendas y 2 cafeterías. Realmente no había diferencia entre el centro y los suburbios, con sus casas bajas y plagado de tiendas de comida rápida y supermercados de grandes cadenas. Una ciudad para olvidar, con cero de interes.

hotel_redLlegamos ya muy tarde a Rockhampton (a las 9 aquí ya casi no te cogen en ningún hotel o restaurante) tras la kilometrada del viaje, así que para dormir fuimos directamente al hostel del YHA , un sitio entre camping y hostel bastante cutre, donde quedaba solamente una doble sin baño (50$) que cogimos porque estábamos ya cansados y ya eran casi las 9:00 de la noche.

restaurante_redPara cenar nos recomendaron el Bush Inn, un bar especializado en carnes. Hay que decir que Rockhampton está considerada la capital de la carne de Australia por la abundancia de granjas de cría de vacas que hay en la zona.

Casi no nos atienden ya que llegamos poco antes de las 9 de la noche y es que el centro de la ciudad estaba casi desierto y había muy poca clientela por lo que estaban a punto de cerrar.

Pedí un “popular rump steak” ($28), un buen entrecot de carne. La carne estaba bastante buena, aunque no excelente, pero venía con una riquísima salsa a la pimienta y una también muy ricas patatas fritas.

Gladstone, Agnes Water y 1770

A la mañana siguiente continuamos camino. Paramos en Gladstone a echar un vistazo. Es una ciudad muy industrial y un gran puerto de carbón. Quizá el único interés es como punto de salida hacia la famosa Heron Island, una pequeña isla con un resort y totalmente rodeada de arrecife de coral.

Una hora al sur de Gladstone están los pueblos costeros de Agnes Water y 1770 (sí, en número). En las guías turísticas mencionan la belleza de las playas de la zona, pero una vez allí y después de haber visto las de Whitsundays nos parecieron bastante normalitas. Eso sí, al menos se podía bañar sin temores.

Lucky day

En la carretera de Agnes Water hice un adelantamiento. Como por el otro carril a lo lejos venían varios vehículos, aceleré para completar la maniobra rápidamente aunque no había peligro ya que estaban muy lejos. El tercero de los coches que venían enfrente era un todoterreno de la policía, que inmediatamente puso las luces y dió la vuelta, al estilo de las películas americanas. Se acercó a nuestro coche y dió la orden de parar.

Me comentó que había adelantado demasiado rápido y que el radar (su coche no tenía nada visible que pareciese un radar) le marcó 133 km/h, siendo el límite 100. También hizo un control de alcocholemia (por supuesto dí 0,0). Nos dijo que la multa por esa velocidad eran $550 y la mitad de los puntos del carnet australiano. Al mostrarle la documentación española comentó “consider this your lucky day”… parece que lo de ser turistas nos salvó por esta vez :-).

Hervey Bay

Tras otro par de horas de conducción llegamos a Hervey Bay. Esperábamos algo parecido a Airlie Beach pero nos encontramos con una ciudad grande, de varios kilómetros de extensión, enteramente de casas bajas y tiendas de grandes cadenas. Tras recorrerla en busca de la zona más animada nos llevamos una decepción ya que toda la ciudad es muy desangelada y realmente no hay ni siquiera una zona donde los mochileros se reúnan en los bares. Todo ello a pesar de que la mayoría de alojamientos, a pesar de su elevado precio, lucían el cartel de completo.

hotel_redEncontramos alojamiento en el Boat Harbour Resort ($110), un sitio de pequeños edificios de apartamentos que estaban bastante bien equipados y renovados. Aunque queda un poco alejado del centro, dado que realmente no hay nada que hacer en la ciudad, no es una mala opción.

Parece que Hervey Bay solo tiene interés como punto de partida para ir a Fraser Island y las excursiones para ver las ballenas.

En resumen, casi 1000 km de conducción, más de 10 horas, en las que en realidad no vimos nada destacable. Si las combinaciones lo permiten, es mejor coger un avión desde Airlie Beach o Mackay hasta Hervey Bay y saltarse esta zona.

Advertisements

2 thoughts on “De Airlie Beach a Hervey Bay

  1. Juanma says:

    No creo que el ornitorrinco exista, en el acuario de gijon tienen uno disecado y se nota demasiado que es un gato con un pico malamente pegado con supergen.

    • pululante says:

      Jajaja. Nosotros solo hemos visto peluches de ornitorrinco. Claro que también los hay de gallifantes… 🙂

      Sobre los koalas, por mucho cartel que hay en las carreteras de peligro de atropellarlos, sólo los hemos visto en zoos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s